A la hora de escoger la ropa para vestirse cada día, los hombres optan por sentirse
cómodos siempre. Estos son unos tips para combinar el estilo con prendas relajadas y
sencillas. Verse bien, sin mucho esfuerzo, es posible. Anímate y conoce más sobre la moda masculina.

1. Jeans: ni muy sueltos, ni muy ajustados

La prenda básica del estilo masculino ha hecho su entrada triunfal a los ambientes
laborales y semiformales. Para usarla de manera adecuada, evita aquellos que son muy
anchos y caídos (te restarán años y seriedad), pero también los entubados (pierdes
comodidad). En cuanto al color, siempre es más fácil de combinar el azul oscuro o
inclusive el negro. Deja atrás degradados o estampados.

2. Sacos: gruesos, cómodos y elásticos

Cuídate de aquellos suéters engañosos de tela muy delgada y porosa: no te protegerán de
las inclemencias del clima. En cambio, privilegia la lana y los tejidos, ya sea en un solo
color o con patrones de líneas o rombos. Deja atrás aquellos de capota por los de cuello
redondo, en “v” o tipo cárdigan (abiertos al frente).
3. Gafas de sol: no deportivas y de acuerdo con la forma de la cara
Aquellas gafas alargadas, que utlizan los deportistas, deben quedarse en la práctica de
esas actividades. Si las usas para el diario, fíjate en unas con otro tipo de marco y lente.
Según la forma de la cara, existen dos fórmulas básicas que nunca fallan: las tipo aviador,
más ovaladas en su caída, que otorgan un look menos agresivo a aquellas caras muy
anguladas, y las rectas e inclinadas, mejores para las caras redondas.

4. Gorras: del tamaño justo y un solo color

Son grandes aliadas, sobre todo si no tuviste mucho tiempo de peinarte. Asegúrate de que
se encuentren en perfectas condiciones, que la parte frontal no esté muy inclinada (ni
hacía abajo, ni hacía arriba), ni que quede suelta o muy apretada (un dolor de cabeza,
literalmente). También, escoge aquellas de un solo color, con marcas o mensajes sutiles,
en cambio de las que tienen muchas letras, escudos o logos deportivos: te restan
sofisticación.

5. Tenis: sí, pero con algunos cuidados

Los tenis ofrecen una gama muy alta de estilos y, de hecho, han empezado a llevarse a la
oficina. Según el resto del atuendo, aquellos en cueros negros, azules oscuros, grises o
marrones, pueden ser un complemento natural. Con jean, también puedes optar por los
más deportivos, en su mayoría blancos. Es importante que, sea cual sea la ocasión, se
encuentren en perfectas condiciones: ni gastados, ni manchados, ni con la suela acabada o
los cordones deshilachados. Mantenlos impecables.

6. ¿Camisas o camisetas?: tipo “Polo”

Aunque esta duda se resuelve mucho más fácil según el tipo de clima (para temperaturas
frías una manga larga y, para cálidas, una de mangas cortas o, inclusive, una camiseta sin
cuello) hay una prenda que nunca falla para diversas salidas: la camiseta “tipo polo” con
un cuello estructurado y bien doblado y suficientemente ceñida (sin asfixiar). Las de tonos
oscuros, además, van muy bien con cualquier figura y agregan cierta elegancia. El largo
debe cubrir la línea del cinturón, no más allá.